Vicente Traver Tomás


Vicente Traver Tomas

(Castellón 1888-Alicante 1966). Alcalde de Castellón de abril de 1939 a noviembre de 1942 nombrado por Ramón Serrano Súñer, (siendo el primer Alcalde Franquista) Vicepresidente de la Sociedad Castellonense de Cultura. En 1926 fue Director artístico de la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Licenciado en Arquitectura en Madrid en 1912, autor de notables edificios. Yerno de Carlos González-Espressati Chaparro al contraer matrimonio en 1919 con Elena González-Espressati Sánchez. Después de dejar la alcaldía volvió a trabajar como arquitecto diocesano, y durante los años cincuenta fue el diseñador del retablo mayor de la Basílica de la Virgen del Lledó. 



José Gimeno Almela-> Vicente Traver Tomás -> José Mª Casado Pallarés 

Alcalde de Castellón de abril 1939 a noviembre 1942



  Vicente Traver, que fue el personaje más determinante durante los años previos y posteriores a la Guerra Civil. Ocupó cargos de relevancia administrativa y política tanto en la República como con el Nuevo Estado. En torno a su figura pivotó todo el proceso de reconstrucción, tanto desde el punto de vista técnico, por su condición de arquitecto, como desde el punto de vista social o político, desde su cargo de alcalde de la ciudad. Su figura represente en Castellón capital y en su provincia lo que Muguruza para el conjunto de España y especialmente para Madrid. A pesar de que ambas figuras se ganaron el reconocimiento de su entorno social, permanecen aún en un segundo plano de la realidad de la posguerra en España. 
 Traver fue arquitecto general de la Exposición ibero-Americana de Sevilla durante los años 1927-1930; hasta 1933 ostentó el cargo de arquitecto diocesano del Cardenal Ilundain, que le encargó diversas obras de consideración; en 1931 recibió un premio por su proyecto del templo monumental de la Virgen de los Desamparados; en 1933 se convierte en arquitecto diocesano de Tortosa; en 1939, en arquitecto diocesano de Valencia; llevó a cabo las obras de reforma de la Catedral de Valencia y del edificio del Banco de Valencia; fue académico de la Academia de San Fernando y de Bellas Artes de Sevilla; recibió la Cruz y la Encomienda de Isabel la Católica, recibidas de manos del Rey Alfonso XIII, por las obras realizadas en el Alcázar de Sevilla; fue Comendador de la Orden del Cristo de Portugal. Su periplo en Castellón vino determinado por el período final de la República, con los gobiernos locales del Frente Popular. Cuando estalla el conflicto, Traver ocupaba el cargo de Arquitecto de Hacienda en Castellón. Fue llamado por la Junta de Incautación del Tesoro Artístico  para intervenir en el derribo de la Catedral de Santa María cuando ésta ya había sido atacada por las milicias tras la orden municipal del Ayuntamiento del Frente Popular. 
 En agosto de 1937 fue cesado por el entonces alcalde de la ciudad, M. Aragonés, por desafección al régimen, lo que conllevó inmediatamente la persecución sistemática  hacia él y hacia su familia. En diciembre, son asesinados sus dos cuñados, y amenazada de muerte su hija, lo que determinaría el carácter y la posterior evolución de Traver. Incluso se le dio por muerto durante unos días tras la orden a un pelotón de Carabineros de Valencia de ejecutarlo, no pudiendo llevar a cabo la orden por haber sido ya tomada Castellón por las tropas de Franco. Su posterior evolución vendría determinada, sin duda, por los últimos acontecimientos qu vivió como arquitecto en Castellón. Sin embargo, su aportación, no solo profesional, sino también política,conformaría el trazado urbanístico de la ciudad y su recuperación tras la Guerra Civil. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario